Jugando al metaverso

Autor: Jesús Hernández Esteban (1)

En los últimos meses, la palabra clave en el mundo empresarial es “metaverso. Una palabra que no formaba parte de nuestra jerga hasta que Mark Zuckerberg la pronunciara en la “redenomización” de Facebook a Meta.

Aunque la palabra, el concepto, está haciéndose un hueco en nuestras conversaciones laborales cotidianas, sigue sin ser realmente relevante en la realidad del mundo, solamente tenemos que ver como es de irrelevante en las búsquedas de Google, en comparación con CRM o Realidad Virtual.

¿Por qué tanto interés?

Creo, sinceramente, que los grandes creadores de contenido como son Facebook, Google, Amazon están muy interesados en el desarrollo de esta tecnología, les va la sostenibilidad de su negocio en ello. Cuando la “comoditización” de sus servicios está a la vuelta de la esquina, nuevas propuestas innovadoras tienen que salir de sus laboratorios, y el metaverso es un concepto, que, si bien no es nuevo, si puede resultar innovador para la población general, consumidores de redes sociales.

En mi opinión, y sin entrar muy a fondo en la materia, creo que están jugando con un nuevo interfaz de comunicación entre humano-máquina que puede ayudarnos en las relaciones humanas a distancia, pero que de tanto manosearlo puede quedar completamente desvirtuado en muy poco tiempo. El ejemplo que a todos los que ya llevamos un tiempo en esto ha sido, sin duda “second life”.

¿Y qué hay de los centros comerciales en el metaverso?

Esa es otro de los grandes desarrollos que están prometiendo… cambiar el modelo de interacción de los humanos con los supermercados, y en general con la forma en la que tenemos de comprar.

En este artículo @alicia davara ya habla de cómo el mundo virtual para la compra diaria ya se imaginó hace 30 años, sin pasar a mayor gloria… es cierto que la tecnología y nuestro comportamiento con respecto a ella, se ha modificado exageradamente en este tiempo, pero sigo sin verme comprando pan Bimbo a través de unas gafas virtuales. Y no es una expresión de alguien que no confíe en la tecnología o con aversión a los cambios, si no un hecho… salvo en la época de la pandemia, el ecommerce de los productos de alimentación no consiguen despegar en ninguna parte del mundo, a pesar de la utilidad que nadie rechaza de poder realizar una compra tan tediosa de forma semiautomatizada.

Previsualizar en nueva pestaña

Finalmente, y como elemento que relaciona ambos mundos (inmobiliario y tecnología), nuestras tres L (location, location, location) tienen poca cabida en un mundo de metaverso.

Los lugares donde ir, ya sean físicos, digitales o metaversianos están en la clave de todo negocio donde existe una interacción humana. Si en el mundo físico, la ubicación de los espacios comerciales, residenciales y de otro tipo es clave (el espacio físico es el que es), en el mundo “virtual” donde pueden existir tantos metaversos como compañías que lo quieran desarrollar, cada humano podrá optar por utilizar el “metaverso” que considere en cada momento, por lo que nuestro mantra tendrá poco recorrido, y, en mi opinión, noticias como ésta, donde hablan del ámbito especulador… se quedarán en eso… noticias.

Jesús Hernández es miembro del Comité de Marketing Retail

Jesús Hernández Esteban

Subdirector de La Vaguada Centro Comercial, profesor de la Universidad Complutense de Madrid y profesor invitado en varias Escuelas de Negocio.

compartir:

Otros temas

Tu mejor inversión

Autora: Nuria Sanchez (1)  “Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados, nuestro miedo más profundo es que somos poderosos sin límites. Es nuestra

El comercio que hace ciudad

Autor: Pablo Fuste López (1) diciembre 2021 Leí hace unos meses un artículo en el diario El Correo sobre una cocinera de Bilbao que tenía

Escríbenos!